×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
04 Agosto 2020 03:35:00
Cuando un vicio se pinta de rosa
Escuchar Nota
La igualdad de géneros es un tema que cada día toma más fuerza, sobre todo, cuando se trata de una lucha en combinación de ambos sexos, es decir, entre hombres y mujeres que cada quien en su propia trinchera busca esa igualdad de las mujeres en el ámbito profesional, social y cultural.

Se ha avanzado mucho en todos estos rubros, e incluso en aquellos en donde algunos lo consideraban antes como algo sin importancia, como lo era en el ámbito del deporte. Gracias a esta lucha que avanza existe una participación de las mujeres que también tienen como profesión algún deporte como lo es el fútbol soccer, visto esto erróneamente o bien desde una posición machista como algo exclusivo para el varón. También existe equipos de fútbol americano en donde los jugadores son hermosas señoritas como el equipo saltillense las Valkirias Saltillo en la Liga iberoamericana de Bikini Football.

Ahora bien, por el lado de la diversión cada quién tiene su propio concepto de ello, por ejemplo, el tomar alguna bebida embriagante sirve no solamente como un desestrés sino también es considerado como vida social.

Anteriormente esto era solamente algo que los varones podían hacer, sin embargo, ya desde hace varias décadas también la mujer se ganó ese derecho de decidir de tomarse unas copitas sin ser criticada o mal vista socialmente.

Aunque por otro lado tiene sus lados negativos cuando es consumido en exceso porque se podría considerar que el problema de alcoholismo dejó de ser algo exclusivo de los hombres, siendo ya que, en los últimos años, se ha incrementado este problema entre las féminas.

En el 2018 México figuraba entre los primeros diez lugares con mayor consumo de alcohol en los países de América Latina, en donde evidentemente se contabilizaba tanto hombres como mujeres y aunque los primeros siguen siendo el mayor número, sin duda alguna el aumento de el exceso de ingesta de alcohol entre el género femenino ha aumentado y más en las jóvenes, sin rebasar todavía a los hombres.

Especialistas consideran que las mujeres cuando toman no lo hacen de manera evidente, socialmente no es aceptado que una mujer tome, siendo más recurrente dentro de los hogares o en otro tipo de reuniones.

Lo otro que se han encontrado es que en las encuestas realizadas es que las mujeres jóvenes casi toman a la par de los hombres.

De los años 60´s a los 70´s y luego de los años 70´s a los 90´s hay un salto importante de los 90´s prácticamente se mantiene estable hasta después a los tiempos de hoy cuando la equidad de género, donde las mujeres y los hombres tienen los mimos derechos.

A diferencia que el hombre, las mujeres tienen algo más para pensar ya que tienen mayor riesgo de desarrollar adicción al alcohol, incluso al beber en forma moderada tiene riesgos negativos, según algunos especialistas es lo que afirman.

Algunos de éstos son los automovilísticos en donde una copa de alcohol con el estómago vacío en una mujer de 63 kilos, alcanza el nivel en la sangre a tal grado que puede resultar en un accidente automovilístico fatal, y hay que reconocer que la anatomía de ambos sexos es diferente en muchos aspectos.

Investigaciones médicas sugieren que una bebida al día puede aumentar en pequeña medida, el riesgo de padecer cáncer de seno entre algunas mujeres, principalmente aquellas que tienen historial familiar de esta enfermedad.

Si bien es cierto que, con el paso de los años, las mujeres han luchado por ser tratadas con la misma igualdad de derechos que los varones y esa lucha por la equidad de género, ha llevado a que las mujeres busquen comportarse de manera igual, lo que se ha reflejado incluso en la manera de beber y es ahí cuando lamentablemente el alcohol se tiñe de rosa terminado como presas del alcoholismo. Un problema que años atrás solo padecía públicamente y socialmente solo a los hombres y esto no implica que sea correcto o algo positivo, pero ahora los dos están parejos hablando en específico sobre este tipo de diversión o entrenamiento según el criterio de cada uno. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) http://www.intersip.org



Imprimir
COMENTARIOS