×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
03 Diciembre 2020 04:01:00
El INE va contra la sobrerrepresentación en diputados
Escuchar Nota
A partir de un diagnóstico jurídico que dice que los partidos políticos y especialmente las coaliciones partidistas violaron el Artículo 54 de la Constitución y abusaron de la figura de la sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados, sobrepasando el límite del 8% de diputados plurinominales que les permitía la ley, el INE aprobó un acuerdo para evitar que en 2021, en la nueva integración de los diputados federales, se repita el abuso cometido por Morena y su coalición Juntos Haremos Historia en 2018, y por la coalición PRI-PVEM en 2015 y 2012, que construyeron en los tres casos mayorías sobrerrepresentadas e infladas más allá de la votación nacional que realmente obtuvieron en las urnas.

El caso más reciente y que es señalado en un análisis interno del INE como el peor caso de sobrerrepresentación por encima de la ley, es el de la actual mayoría de Morena y sus aliados PT y PES, a los que, abusando de la figura de coalición y con una interpretación mañosa y distorsionada de la ley, se les asignaron 16.2% de diputados extras, por la vía de sobrerrepresentación, con lo que se rebasó hasta en dos veces el tope establecido por la ley. En el mismo documento también se cuestiona como irregular y violatorio de la sobrerrepresentación constitucional el caso de la alianza PRI-PVEM en 2012 y en 2015.

Para evitar que se repitan esos abusos de los partidos y de las coaliciones en la próxima integración de la Cámara de Diputados en septiembre de 2021, el INE acordó ayer miércoles que, a partir de lo que establece claramente el Artículo 54 de la Constitución y de la jurisprudencia 29/2015 dictada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, los consejeros del instituto vigilarán que se aplique estrictamente el criterio de sobrerrepresentación constitucional y que no permitirán que ningún partido o coalición de partidos de los que participen en esos comicios rebase ese tope establecido, para evitar que se repita una sobrerrepresentación artificial e inconstitucional en esa Cámara.

Desde la reforma político-electoral de 1996, se estableció en la Constitución el criterio del tope del 8% de sobrerrepresentación con la idea de asegurar una integración de la Cámara de Diputados que reflejara la pluralidad expresada en las urnas y eso se mantiene vigente. Pero al cambiar las leyes secundarias para que las coaliciones de partido ya no tuvieran que ir en un solo logotipo, sino que cada partido apareciera con su imagen propia en la boleta y permitir las coaliciones parciales y flexibles, se dio lugar a interpretaciones y manipulaciones que han vulnerado el límite de sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados. “Lo anterior no significa que se deban obstaculizar o prohibir las coaliciones, sino asegurar que ellas no trastoquen lo que la Constitución dice: entre votos y asientos en la Cámara no debe haber en ningún caso una sobrerrepresentación mayor a ocho puntos”, aclara el texto del INE.

El problema de la representación no se produce solo cuando los diputados ya electos se cambian de partido político, como ocurrió mucho en la coalición Juntos Haremos Historia en donde se dieron varios casos de “transfuguismo político”, también ocurre antes, incluso de que se instale la Cámara, por lo que los consejeros electorales advierten que llegó la hora de resolver un problema que comenzó como algo imperceptible y después creció hasta afectar la representación popular de forma drástica.

Veremos cómo reaccionan los partidos y sus dirigencias, sobre todo la del partido oficial Morena, que se benefició en la actual Legislatura de ese abuso ilegal e inconstitucional de la sobrerrepresentación construyendo una mayoría que, si bien les dieron los electores en las urnas, se asignó casi el doble de los diputados que les correspondían por la vía plurinominal y logró así aumentar su fuerza en la Cámara de Diputados en perjuicio de las minorías y de la pluralidad del voto popular… Los dados mandan Escalera doble. Bueno el tiro.
Imprimir
COMENTARIOS