×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
14 Febrero 2020 04:05:00
“La humildad siempre debe ser parte del estilo de vida”.
Escuchar Nota
En días pasados compartí en una de mis redes sociales parte de un artículo que me llamó la atención, ya que habla de la educación y humildad. De ese texto, comparto varios fragmentos e ideas.

Muchos de nosotros hemos oído la frase “tanto tienes, tanto vales” y las personas se apegan tan bien a esto que ya lo ven como una norma o una regla, como una ley de vida, cuando en realidad este es parte del problema que vive la sociedad en general.

Las personas hemos vivido divididas por clases sociales, sin embargo, el estatus que tenga cada una no debería influir en lo educado y humilde que puedas ser con los demás.

Durante siglos se han trazado “líneas ficticias” que “marcan” a las personas entre ricos y pobres, sin embargo, estas líneas han logrado algo más que dividir. En la actualidad, cualquier persona que escale un cargo dentro de una empresa o en el Gobierno, se siente muy superior a los demás. El cargo no te hace más que nadie. Pareciera que con los ascensos se perdiera algo tan elemental como la educación y la humildad. 

Muchas veces encontramos en diversas empresas a jefes que todo el tiempo están con cara de pocos amigos, no saludan a sus empleados, caminan por los pasillos como si fueran dueños del mundo y si alguien los saluda son capaces de dejarlos con la mano colgando. 

Tales actitudes no son más que el reflejo de la desigualdad, del orgullo y de la soberbia, armas de doble filo que no solo dañan a las personas en general sino que también aíslan y hacen sufrir a quien las usa. 

Está claro que a la hora de ocupar un puesto importante en alguna empresa puede que requieras que los demás sientan hacia ti un aire de respeto. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el respeto se gana. Si hacemos sentir miedo solo respetarán a esa persona por razones erróneas.

El respeto se gana con profesionalidad, pero también con gentileza y amabilidad. Esto te hará ver como una persona educada y si a esto le sumas humildad, sin duda serás querido y más apreciado en tu trabajo. 

Las personas reconocerán que entiendes que eres, al igual que el resto, un ser humano con virtudes y defectos. “Dejarán de verte como una persona despreciable o egocéntrica, comenzarán a verte más abierto a escuchar a los demás y esto te nutrirá el día mucho más que todo el dinero que puedas ganar en ese puesto.

“Si ahora estás estrenando ese cargo que tanto anhelaste, puedes sentirte feliz y orgulloso de ello, pero no permitas que esto se te suba a la cabeza, recuerda siempre saludar. Dar los buenos días y las buenas tardes hablará muy bien de ti, pero lo hará mucho más si recuerdas siempre sonreirles a todos y hacerles ver que tú los notas. La humildad siempre debe ser parte del estilo de vida de cada persona”.


Punto y aparte

En la cena que ofreció este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador a empresarios, con motivo de la rifa que organiza el Gobierno federal para el 15 septiembre, destacaron dos de ellos: María Asunción Aramburuzabala y Carlos Slim.

Estos empresarios “flanquearon” al Mandatario en la mesa principal del evento, de acuerdo con fotografías difundidas por la Presidencia.

Aramburuzabala, conocida como “Mariasun”, es la mujer con la segunda fortuna más grande en el país, con 5 mil 600 millones de dólares, de acuerdo con Forbes.

En tanto, Slim es la persona más rica de México, con una fortuna estimada en 64 mil 900 millones de dólares, de acuerdo con datos de Bloomberg.

En la cena, a la que asistieron otros empresarios como Emilio Azcárraga, Antonio del Valle o Carlos Salazar Lomelín, líder del Consejo Coordinador Empresarial, se promovió que el sector apoyara la rifa que impulsa López Obrador, que pretende recaudar fondos para comprar equipo médico.

Incluso se repartió una “carta compromiso”, en la que los empresarios, voluntariamente, se comprometían a comprar un determinado número de “cachitos” para la rifa. Las opciones iban desde los 20 a los 200 millones de pesos…

En la rifa, que surgió a raíz de la intención de “vender” el avión presidencial, se pondrán a la venta 6 millones de ‘billetes de lotería’ a 500 pesos cada uno. Se darán 100 premios de 20 millones de pesos.

¿Usted comprará un “cachito”?… ¡Premio mayor! ¡Premio mayor!

Imprimir
COMENTARIOS