×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
29 Junio 2020 04:00:00
Saltillo sube de ranking en México: MJS
Escuchar Nota
En todo el mundo los gobiernos de cada país tomaron medidas inmediatas para evitar un quebranto en la economía de cada nación, inyectando dinero a los sectores críticos afectados por la pandemia del coronavirus.

Millones de dólares que los mandatarios de naciones tomaron como medida para estimular el sector económico y permitir que las empresas, así como sus trabajadores no se hundieran al quiebre total, y apostándole que una vez iniciada la apertura paulatina de las actividades generadoras de trabajo no tuvieran que comenzar de cero, o bien, el peor de los escenarios evitar el cierre de muchos comercios o sector productor.

La reacción del Presidente de México, fue adverso, desconfiado y agresivo con el sector empresarial, e indiferente en el sector salud para proteger a los mexicanos de la pandemia que ha matados a miles de personas en todo el mundo e incluso en ocasiones retaba al Covid-19.

Pero hubo mandatarios valientes que le dijeron no al Sr. Presidente tomando acciones que López Obrador, así como el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud; Dr. Hugo López-Gatell Ramírez, que tomaron decisiones correctas ante la pandemia del coronavirus.

Algo no visto cuando llegó la influenza a México, y en donde ni gobernadores y alcaldes, no habían considerado como son las medidas de la prevención, en esta ocasión sucedió algo diferente sin estar politizando un tema tan delicado como es la salud.

Al día de hoy sería incorrecto decir que la gente premió aquellos valientes gobernadores y alcaldes que optaron por tener la iniciativa de proteger sus ciudadanos, así como el sector económico. Eso no debe de confundirse con la obligación como funcionarios públicos de alta jerarquía dentro de cada entidad federativa.

Pero sí es muy diferente la aprobación de sus ciudadanos de esas buenas decisiones estando a la altura de una eventualidad que afectó y continúa afectando al mundo demostrando liderazgo, toma de decisión, y un planteamiento estratégico cuando existe este tipo de incertidumbre y temores del Covid-19, demostrando a la población que no se equivocaron al momento de ponerlos al frente de una cabecera municipal o bien de una entidad federativa. Ahora sí desquitaron los votos que se ganaron cuando estuvieron en tiempo de elecciones, y que no fue mentira todo aquello que prometieron.

En el caso concreto de Coahuila, el gobernador el Ing. Miguel Ángel Riquelme Solís, junto con el joven alcalde saltillense Manolo Jiménez Salinas, tuvieron una coordinación entre ambas autoridades llevándolos a un modelo ejemplar a nivel nacional y sinergia con el sector privado permitiendo esto el reconocimiento de la revista Forbes de México un modelo a seguir para el resto de las cabeceras municipales y entidades federativas del país.

Mientras que la postura del gobierno federal, en específico la de López Obrador ha sido en sus conferencias las mañaneras de lunes a viernes como su herramienta constante de campaña política para mantener su popularidad, aunque con hechos, los mexicanos se están dando cuenta de nula acción, terquedad e indiferencia a los sectores más vulnerables del país, una convicción que ha provocado que su popularidad o aceptación ha bajado como la espuma del mar.

Sin estar politizando el tema del Covid-19, al menos en la capital de Coahuila, los saltillenses han estado haciendo caso a todas las recomendaciones dadas por el Alcalde Manolo Jiménez Salinas, ante el combate del Covid-19, así como la nueva normalidad de convivir con el coronavirus en su “Modelo Saltillo” como ejemplo de un gobierno local ante la contingencia mundial.

Pero quien lo dude lo puede confirmar en la última evaluación de la empresa estadística de Caudae Estrategias, en el mes de junio 2020, el Alcalde Manolo Jiménez Salinas, subió del tercer lugar al segundo como el mejor alcalde del país que ha tomado las mejores decisiones para prevenir los efectos del coronavirus teniendo una aceptación por los saltillenses de un 58.8 por ciento. Un futuro muy prometedor para este joven político priista, que seguramente otros coahuilenses de cabeceras municipales desean tenerlo como alcalde o bien algo más grande. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018, finalista en Excelencia Periodística 2018 representando a México) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS