0 1 2 3
×
4
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
15 Diciembre 2019 04:05:00
¿Y la basura?
Escuchar Nota
Por: Jesús Carlos Mena Suárez


Proteger un alimento requiere de envolturas que den una presentación atractiva a los productos, pero, al transformarlos no se piensa en el medio ambiente y es que no solo las bolsas contaminan, también los electrodomésticos que se tienen en casa lo hacen y tampoco dicen cómo deshacerse de ellos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), en México cada mes se generan 29 mil toneladas de basura electrónica, o e-waste, y cómo deshacerse de ellos.

En telefonía móvil en México, existen más de 11 millones de equipos que son de segundo uso de vida, en un mercado con 106.8 millones de teléfonos inteligentes o smartphones y 13.6 millones de feature phones.

¿Qué destino tienen los smartphones reemplazados?

La renovación del dispositivo principal no implica que todos los celulares se destinen a nuevo uso. Entre el total de los equipos que sí lograron llegar a una segunda vida, 29.7% “hereda” a algún familiar o amigo cercano su dispositivo, 28.6 % lo guarda, 15.6% lo vende, y 26:1% potencialmente podrían tener una segunda vida al ser robado o extraviado dice The Competitive Intelligence Unit.

Al mismo tiempo, pocas personas se preguntan lo que pasa con sus aparatos cuando ya no los usan y lo que pueden hacer con ellos. Cuando los llevas a reciclar, estos productos enfrentan procesos de desensamble y se convierten en materia prima para otras industrias, dijo Álvaro Núñez, consultor y conferencista internacional en e-waste.

Cada mexicano produce entre siete y nueve kilogramos de basura electrónica al año y si esta se multiplica por los 120 millones de habitantes da un resultado que va de los 840 a mil 80 toneladas, de acuerdo con datos de las UNAM actualizados a 2016.

En el mundo cada año se generan más de 40 millones de toneladas de residuos eléctricos, conocidos como chatarra electrónica y uno de los destinos intermedios es Ghana en África desde donde un ejército de trabajadores desemsamblan los refrigeradores, pantallas, computadoras, impresoras, teléfonos inteligentes, hornos de microondas, tostadores y una larga lista de electrónicos que desechamos en casa y en torno al que solo el 15.5% en 2014, se recicla con métodos eficaces y seguros desde el punto de vista medioambiental, expone la ONU.

De manera que este año en Coahuila y en México fue la bolsa de plástico la que se identifica como contaminante y no existe otro material que lo sustituya por las barreras que tiene para proteger los alimentos, pero, y los electrodomésticos tienen materiales tóxicos también y no hay un proceso de las autoridades que regule su desecho.

La mercadotecnia nos dice que hay que cambiarlos por el consumo de energía y nos convencen, pero, adónde van esos refrigeradores, televisores o equipos electrónicos: a las tiendas de segunda mano.

Y los celulares que todos quieren tener el último modelo, los que los cambian proveen sin saber a países del tercer mundo o en vías de desarrollo, donde no está tan avanzada la tecnología, como Ghana, en África.

Hay tiendas donde se venden todos los celulares de todas las marcas y los que ya no sirven los mandan a Ghana, donde rescatan partes y lo demás ¿a dónde van a parar?, son materiales tóxicos que me imagino van a dar al mar o a Ghana, que lo convirtieron en el basurero del mundo.

Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22